Normativas de uso de los equipos informáticos de la FIB

Usted está aquí

Los ordenadores del inLab sirven para dar soporte a la docencia y a las tareas administrativas del Centro. Sólo están autorizados a tener cuenta en los sistemas los estudiantes, el profesorado y el personal de administración y servicios asignados a la Facultad de Informática de Barcelona (UPC) y que se comprometan a aceptar las normas de utilización siguientes:

  1. Con respecto al uso del equipamiento informático, mostrar cuidado en el uso de los equipos o la infraestructura, no desconectar o reubicar los equipos, ni cambiar ninguna configuración sin permiso del inLab.
  2. Los sistemas no pueden utilizarse para asuntos privados, comerciales o profesionales (excepto aquellas personas que trabajen en la FIB y lleven a cabo su actividad profesional con los sistemas).
  3. El usuario es responsable de que la información almacenada en su área de trabajo cumpla con la legislación vigente sobre protección jurídica de programas de ordenador.
  4. El usuario se compromete a no acceder a recursos (ordenadores, cuentas, software, ficheros, colas, terminales, directorios, etc.) no autorizados. En caso de duda, hay que consultar con el inLab.
  5. No puede utilizarse ningún sistema para interferir el funcionamiento normal de éste ni de los ordenadores a los que está conectado. No se pueden difundir virus, gusanos ni otros programas perjudiciales por los sistemas de proceso de la información. No se pueden congestionar intencionadamente los sistemas y los enlaces de comunicación. No se pueden utilizar los sistemas para ejecutar juegos, excepto aquellos que se desarrollen en el ámbito de una asignatura, master o TFG.
  6. El usuario se compromete a no enviar información ofensiva y/o difamatoria mediante cualquiera de los mecanismos de intercomunicación disponibles.

El propietario de la cuenta es el único responsable de toda la actividad realizada con esa cuenta. Eso incluye la seguridad de su contraseña. Es importante que el usuario cuide de todas las cuentas que tiene asignadas en los sistemas.


El incumplimiento de estas normas puede provocar restricciones temporales o definitivas en el uso de los sistemas, incluso la apertura de un expediente.